Pandemia frena estafas físicas y dispara ciberrobo


Los estafadores aprovechan cada vez más la crisis del covid-19 para atacar a las personas en línea mediante la recolección de su información personal y financiera a través de las redes sociales, estafas en mensajes de texto y sitios web clonados antes de utilizar la información para robar su dinero.

Los datos de UK Finance, que representan a bancos y servicios financieros, que cubren los primeros seis meses de 2020, que se robaron 208 millones de libras en un «fraude de pagos autorizados», donde las víctimas de forma involuntaria envían dinero a una cuenta controlada por delincuentes.

El total está muy en línea con el monto del mismo periodo del año pasado, pero oculta un aumento en los tipos de fraude en línea y una disminución en las antiguas estafas fuera de línea.

En el primer semestre de 2020, las pérdidas por fraude bancario en internet, cuando el estafador obtiene acceso a la cuenta bancaria del cliente por medio de la banca en línea y realiza transferencias de dinero no autorizadas, aumentaron 32 por ciento para llegar a un total de 64.3 millones de libras, en comparación con el mismo periodo de 2019. El número de casos aumentó más del doble a 21 mil 300.

El valor de las pérdidas por fraude de banca móvil llegó a 7.5 millones de libras, 41 por ciento más en comparación con los primeros seis meses de 2019. El número de casos aumentó 36 por ciento para llegar a 4 mil.

UK Finance dijo que la tendencia —y una caída asociada en las estafas fuera de línea, como las que involucran checks o el fraude telefónico— se debe en parte al aumento en el uso de la tecnología entre el público, un cambio que se aceleró durante el confinamiento. Pero el trabajo desde casa, la banca a distancia y la crisis de la salud pública también son explotados por los delincuentes para aumentar sus ingresos ilícitos.

Katy Worobec, directora general de delitos económicos de UK Finance, dijo: “Los delincuentes se han adaptado implacablemente a esta pandemia con estafas que aprovechan el aumento de personas que trabajan desde casa y pasan tiempo en línea. Estas van desde estafas de inversión promovidas en redes sociales y motores de búsqueda hasta el uso de correos electrónicos de suplantación de identidad y sitios web falsos para recopilar los datos de las personas ”.

El número de estafas de suplantación de identidad, en las que los delincuentes engañan a las personas para que entreguen dinero fingiendo ser una organización de confianza, aumentó 84 por ciento en el periodo de seis meses en comparación con el año pasado, con alrededor de 15 mil casos denunciados. Un estafador normalmente puede contactar a una víctima pretendiendo ser del HMRC (HM Revenue and Customs, el responsable de la recaudación de impuestos), pero este año surgieron casos de delincuentes que fingen estar vigilando la cuarentena. Acusan a las víctimas de infringir las normas y exigen el pago de una multa. Otras personas que llaman fingen ser del NHS Test and Trace (Pruebas y Seguimiento del NHS) y hacen preguntas diseñadas para extraer información confidencial personal o financiera.

Worobec dijo: “Necesitamos que el público permanezca alerta contra las estafas y recuerden que los delincuentes son expertos en explotar acontecimientos como el covid-19 para hacerse pasar por organizaciones confiables. Siempre tomen un momento para detenerse y pensar antes de desprenderse de su dinero o información, y no realizar que un criminal los apresure o los asuste para tomar una decisión de la que luego lamentarán ”.

Los bancos y grupos de servicios financieros reembolsaron a las víctimas 73.1 millones de libras de pérdidas por fraude de pagos autorizados (APP, por su sigla en inglés), un aumento de 86 por ciento con respecto a la cifra de 2019. Pero el valor de los reembolsos como porcentaje de las pérdidas se redujo de 41 a 38 por ciento.

La mayor proporción de pérdidas entre los diversos tipos de fraude fue en las estafas de inversión, donde las pérdidas subieron 27 por ciento para llegar a 55.2 millones de libras en la primera mitad de 2020. UK Finance dijo que los estafadores cada vez son más sofisticados para atraer a sus víctimas, utilizando anuncios en línea para convencer a los inversores a que visiten páginas web clonadas que parecen ser el hogar legítimo de una empresa regulada por la Autoridad de Conducta Financiera (FCA, por su sigla financiera). Por lo general, ofrecen altos rendimientos sobre activos como oro, propiedades, créditos de carbono o bancos agrarios.

A continuación, se invita a las víctimas a completar un formulario para registrador su interés antes de que les hable por teléfono alguien que pretende ser de la firma de inversión o corretaje.

Worobec advirtió que es probable que las cifras sobre fraudes que aprovechan la pandemia empeoren antes de mejorar, porque el conjunto de datos actual no incluirá los casos en los que los delincuentes todavía no explotan la información confidencial que extrajeron.

“Sabemos por experiencia que a menudo hay un retraso entre los datos de las personas que obtienen los criminales y su uso para cometer fraude, lo que significa que es probable que las pérdidas totales de las estafas relacionadas con el covid-19 diseñado para recopilar los datos de las personas todavía no se cuenten completamente ”, dijo.

Ella espera que los estafadores adapten aún más sus técnicas a medida que continúe la pandemia, aprovechando la inseguridad financiera de las personas para reclutarlas como “mulas de dinero” y utilizar sus cuentas para lavar los pagos ilícitos, u ofrecer productos falsos con grandes descuentos en sitios web de subastas.

Las reglas sobre el reembolso de las estafas APP se rigen por un código voluntario de la industria que se introduce en mayo del año pasado. Los clientes reciben una compensación por ese tipo de fraudes, a menos que desobedezcan el código, por ejemplo, ignorando las advertencias específicas emitidas por su proveedor de pagos.

UK Finance quiere que el código voluntario tenga peso legal en la legislación para garantizar que se aplique a todas las empresas y produzca mejores resultados para los clientes.

Y ADEMÁS

UE: VEN ESPERANZA DE REASIGNAR AYUDA

Cientos de miles de millones de dólares en fondos no utilizados de un paquete de ayuda de 2.3 billones de dólares para el coronavirus pueden ser reasignados para ayudar a los hogares y empresas de EU, dijeron el jueves el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell y el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

HAY 130 MIL MDD PARA EMPRESAS

Cerca de 200 mil mdd en dinero asignado al Tesoro para respaldar los préstamos del banco central siguen sin comprometerse, dijeron Powell y Mnuchin en una audiencia ante la Comisión de Banca del Senado. Mnuchin también apuntó a los 130 mil mdd que quedan del ya expirado Programa de Protección de Nóminas para ayudar a las pequeñas empresas, fondos que dijo que su primera prioridad sería conseguir la aprobación del Congreso para enviar a las empresas necesitadas.

.



Ver artículo completo

Autor: James Pickford

Fuente

Autor entrada: ironelis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *