Bottega Veneta en pleno renacimiento



Bottega Veneta vuelve a escena. La casa veneciana vuelve a crecer después de tres años a media asta. En 2019, alcanzó una facturación de 1168 millones de euros, un 5,3 % más en comparación con el año anterior (un alza del 2,2 % en una base comparable). Considerada como la pepita de oro de Kering por haber registrado un crecimiento exponencial desde su adquisición por el grupo francés en 2001 hasta 2015, la marca tuvo una disminución de ventas de 2016 a 2018. Pero el remedio que comenzó hace dos años ha dado sus frutos.

La campaña de primavera fotografiada por Tyrone Lebon – Bottega Veneta

Durante una conferencia junto a analistas para presentar sus resultados anuales, los líderes del gigante de lujo anunciaron los prometedores resultados de la marca, que confirman las elecciones estratégicas y las inversiones realizadas en los últimos dos años con el reclutamiento en particular, en junio de 2018, del director artístico Daniel Lee, ex director de diseño de prêt-à-porter en Céline.

Este último fue distinguido en los últimos Fashion Awards 2019 del British Fashion Council al ganar cuatro premios, incluido el de “diseñador británico del año” y el de “mejor marca” con Bottega Veneta. En unas pocas temporadas, Daniel Lee ha logrado redefinir la imagen de la marca, al tiempo que respeta su identidad muy sofisticada mediante la inyección de un pequeño toque subversivo, que se impuso al estilo elegante de buen gusto y muy refinado inculcado durante 15 años por su predecesor, Tomas Maier.

Algunas de estas creaciones, como el famoso bolso de mano de gran tamaño “Pouch” o sus sandalias matelassé, atrajeron rápidamente a los fashionistas, lo que hizo que la marca volviera a ser muy deseable. Al igual que su divertida reinterpretación del famoso “intrecciato”, el icónico trenzado de cuero de la casa, reelaborado en formato XL en zapatos y accesorios.

Así, la nueva campaña hipersexy de Bottega Veneta marca un punto de inflexión, confirmando su reposicionamiento como una marca fashion y hedonista, que ya no se esconde detrás de la muralla del elitismo.

“La casa ha crecido en un mercado muy específico, lo que le ha permitido construir su éxito. Hoy, se ha convertido en una marca global, dependiendo de una clientela más amplia. Lo considero un nuevo comienzo”, remarcó durante rueda de prensa François Henri-Pinault, jefe de Kering.

Según el director financiero de Kering, Jean-Marc Duplaix, la casa italiana se benefició principalmente de la reinterpretación de su espíritu por parte del diseñador inglés y de sus nuevos productos, que representaron el 60 % de la oferta total en el último trimestre de 2019. Trimestre en el que la ventas de Bottega Veneta aumentaron un 9,4 %, impulsadas por una buena dinámica tanto en la red de tiendas propias como en la red mayorista. “Estamos invirtiendo a largo plazo en el prêt-à-porter y en zapatos, pero también en la red de ventas con aperturas de tiendas, renovaciones y reubicaciones”, indicó.

Bottega Veneta, primavera/verano 2020 – © PixelFormula

 
La compañía también hizo una revisión completa de su administración en 2019 con la llegada de un nuevo CEO, Bartolomeo Rongone, en septiembre, así como un nuevo director general en Europa, Massimiliano Brunazzo.

El beneficio operativo actual de Bottega Veneta se estableció en 215,2 millones de euros en 2019, un 14,3 % menos que en 2018. El margen operativo actual ascendió a 18,4 %, “resultado principalmente del aumento selectivo y controlado de ciertos gastos operativos para apoyar a la casa en su transformación y reactivación”, señaló la compañía en un comunicado de prensa.

Desde un punto de vista geográfico, Bottega Veneta está aún muy expuesta en Asia, donde sus ventas minoristas disminuyeron un 3 % en la región Asia-Pacífico y un 5 % en Japón. La marca sufrió en particular la crisis en Hong Kong, donde había realizado el 10 % de su facturación en 2018.

“Este mercado era muy importante y la falta de fortaleza en Hong Kong no pudo ser compensada. Incluso aunque la recepción de las nuevas colecciones fuera muy positiva en Corea del Sur”, observó Jean-Marc Duplaix

“En Asia, lleva más tiempo que el mercado aprecie la nueva estética de la marca. Por otro lado, la recepción de las nuevas colecciones ha sido más positiva en mercados maduros, atraídos por una clientela local”, concluyó.

En las tiendas de la marca, las ventas aumentaron un 7 % en Europa continental, un 6 % en América del Norte y un 18 % en el resto del mundo. En general, las ventas minoristas, que representan el 81 % de la facturación total de la marca, aumentaron un 1 % en 2019, mientras que en la red mayorista aumentaron un 7 %.

En el último trimestre, el crecimiento fue del 20 % en Europa, del 19 % en los Estados Unidos, del 43 % en el resto del mundo y del 20 % en el sector mayorista. Cifras prometedoras para el año en curso, que sin embargo dependerán del impacto de la epidemia del coronavirus.

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.



Ver artículo completo

Autor: [email protected] (
Dominique Muret)

Fuente

Autor entrada: ironelis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *