Los pendientes de marzo


La pandemia por el coronavirus metió muchos hechos y acontecimientos ocurridos en marzo de 2020 a una especie del túnel del olvido.

Dos temas relevantes y trascendentes se quedarán congelados, y sus consecuencias también, aunque no necesariamente están cerradas las heridas y los procesos.

Justo en marzo se cumple un año de temas pendientes porque, justo en ese mes, comenzó la tragedia por la pandemia, y ocupó los primeros planos del interés público.

Es tal la magnitud de la crisis de salud pública que a causa del virus le ha costado la vida, a la fecha, a 9 mil 118 poblanos, 69 mil 554 se han contagiado, y de las 116 mil 194 pruebas de laboratorio, la tasa de positividad general es de 59,86%.

La presencia del coronavirus solo pospuso, pero no erradicó, hechos de violencia ligados a la delincuencia, como lo fue el asesinato de tres estudiantes de medicina de la UAP y Upaep, así como de un chofer de Uber.

Dos estudiantes de nacionalidad colombiana y un mexicano oriundo de Veracruz fueron privados de la libertad por delincuentes en febrero de ese año en Huejotzingo, donde asistieron a divertirse al carnaval, pero aparecieron ejecutados junto con un conductor de Uber.

Ese hecho de violencia, que formó parte de la escalada ascendente de actos criminales de grupos delincuenciales, motivó una de las movilizaciones estudiantiles callejeras más relevantes, en exigencia de justicia. Pero no pasó nada. A la fecha el multihomicidio sigue impune.

Pero no solo quedó impune, siguieron los crímenes de universitarios en diversos hechos relacionados a la inseguridad pública y la delincuencia en la ciudad de Puebla y resto del estado.

Ese mismo mes ocurrió el histórico 8 de Marzo, cuando amplios contingentes de mujeres lanzaron un ¡Ya Basta! a los feminicidios ya la violencia de género, así como el movimiento «Un día sin mujeres» el 9 de marzo.

Una mujer poblana originaria de Chignahuapan había sido descuartizada por su pareja sentimental en un departamento de Ciudad de México.

Posterior al movimiento del 8 y 9 de marzo no frenaron los feminicidios, se agravaron en Puebla y el país, con mayor intensidad la violencia familiar a consecuencia del confinamientos por la emergencia sanitaria.

En México ocurren 10 feminicidios al día, y Puebla, tristemente, figura en el top cinco de estados con más casos. Marzo es entonces el mes de los pendientes.

[email protected]

.



Ver artículo completo

Autor: Pablo Ruiz Meza

Fuente

Autor entrada: ironelis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *